En Audiencia pública se debatirá el proyecto para proteger al cine Gaumont

El próximo miércoles 25 de abril se realizará en la Legislatura porteña una audiencia pública en la que se debatirá respecto al proyecto de ley que busca proteger al histórico Cine Gaumont.

Por Sebastián Santillán

Durante los últimos días han circulado rumores diversos respecto al futuro de uno de los emblemáticos edificios de la Ciudad de Buenos Aires, el Cine Gaumont. Ante tal situación, desde Marienbad nos hemos comunicado con distintas autoridades del Incaa, quienes nos han aclarado que mucha de la información publicada en distintos portales es falsa (como la que hablaba de una inminente demolición), pero que ciertamente se ha presentado un proyecto de ley en la Legislatura porteña que le daría una protección legal al edificio del actual Espacio Incaa Km 0.

Detallamos algunos datos sobre el Cine Gaumont:

- El edificio donde funciona, sito en Av. Rivadavia 1635, NO es del INCAA, sino que es una propiedad privada que es alquilada por el Instituto de Cine. Existe un contrato de alquiler que vence en 2013 y es deseo de las autoridades del Instituto la renovación del mismo.

- El riesgo de no renovación existe como en cualquier caso, según el deseo de los propietarios y de la demanda del mercado inmobiliario.

- El Gaumont estaría protegido legalmente por una serie de leyes previas (como la Ley 1029 de 2003, que declara de interés de la Ciudad de Buenos Aires a la actividad cinematográfica y de interés las salas de cine históricas, entre ellas el Cine Gaumont; además de estar ubicado en el Área de Protección Histórica Nº 1, dentro del eje Avenida de Mayo, definido por el Código de Planeamiento Urbano como aquel que"abarca ámbitos urbanos de alto significado patrimonial, ya que comprende parte del antiguo casco histórico, como así también el tradicional eje cívico-institucional de la Ciudad, ambos articulados por la Plaza de Mayo, la que forma parte indisoluble de los mismos.").

- Ante la conciencia de que esas legislaciones aun mantienen un margen de ambigüedad, se busca sancionar en la Legislatura porteña una norma que proteja específicamente al Cine Gaumont. Dicho proyecto de ley que se tramita por expediente Nº 1982/2011 y que cuenta con sanción inicial, fue presentado por Iniciativa del presidente del bloque del Frente para la Victoria, Legislador Juan Cabandié, acompañado por la mayoría de las fuerza representadas en la Legislatura.

- El próximo miércoles 25 de abril a las 14:30hs, en el Salón San Martín de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires (Perú 160), se tratará en audiencia pública el proyecto. Si bien la lista de oradores ya se ha cerrado, todos los ciudadanos pueden participar Se reciben adhesiones al mail presidencia@incaa.gov.ar. Hay que enviar nombre y número de DNI hasta las 10AM de dicho miércoles.

A continuación, el proyecto de Ley a debatir en dicha audiencia:

PROYECTO DE LEY

Art.1º: Catalógase con nivel de protección “Estructural” en los términos del Artículo 10.3.3, del Capítulo 10.3. “Catalogación” del Código de Planeamiento Urbano, el inmueble sito en Av. Rivadavia 1635, emplazado en la sección 5, manzana 9, parcela 28b.

Art.2º: Incorpórase el inmueble catalogado por el Art. 1º al Listado de Inmuebles Catalogados del Distrito APH1 Av. de Mayo, contenido en la Sección 10 del Código de Planeamiento Urbano.

Art.3º: El Poder Ejecutivo, a través de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, dependiente del Ministerio de Desarrollo Urbano, deberá asentar en la Documentación Catastral correspondiente, la catalogación establecida por el Artículo 1º.

Art.4º: Cúmplase con lo dispuesto en los artículos 89º y 90º de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Art.5º: Comuníquese, etc.

FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

El presente proyecto propone la catalogación del inmueble donde funciona el histórico "Cine Gaumont".

En 1907, con la aparición de las primeras películas sonorizadas, el cine ganó espacio en la vida cultural de nuestra Ciudad, convirtiéndose en una de las actividades de recreación favoritas de los porteños.

"Entre 1986 y 2010, existieron en Buenos Aires más de trescientos cines. Fueron espacios creados para la proyección de películas, otros adaptados a partir de edificios ya existentes -habitualmente teatros- y otros que compartieron hábilmente sus ámbitos alternando la proyección con el género en vivo. Así, a lo largo de más de un siglo, el público porteño acompañó con entusiasmo todas las innovaciones en materia cinematográfica y asistió con frecuencia tanto a los céntricos palacios para espectáculos como a los más pequeños cines de barrio, centros sociales se su vida cotidiana." [Gutiérrez, Ramón en "Cines de Buenos Aires. Patrimonio del siglo XX", CEDODAL, Buenos Aires, 2010. ]

En 1912 se inauguró, en el predio donde actualmente se levanta el Cine Gaumont, el "Cine Plaza Congreso", que fuera rebautizado "Cine Gaumont" en 1922. Este nombre fue seguramente tomado del "Palace Gaumont", cine parisino abierto en 1911 por León Gaumont (1864-1946), inventor e industrial francés y uno de los pioneros de la industria del cine . Paralelamente, esta industria experimentaba en la Argentina un desarrollo que sería sostenido hasta nuestros días.

Durante las primeras décadas del siglo XX, el lenguaje utilizado en la arquitectura cinematográfica -que llegó a transformarse en un programa arquitectónico específico- respondió por un lado al gusto imperante en la época y, por otro, a la idea del cine como puerta de entrada a un mundo desconocido, de fantasía. Sin embargo, con la irrupción del racionalismo en Buenos Aires, tanto su variante academicista, como la funcionalista, dieron a la Ciudad obras tan notables como el Cine Teatro Opera y el Gran Rex, obra de los arquitectos Bourdon y Prebisch, respectivamente, y cuya influencia se extendería a los cines de barrio de nuestra Ciudad.

Entre 1938 y 1943, se multiplicaron las salas existentes y el antiguo inmueble donde funcionaba el Gaumont fue demolido, construyéndose en su lugar el edificio actual, de impronta racionalista. Al igual que el Gran Rex, el Gaumont posee un hall de gran altura en el que se alojan las escaleras que conducen a las bandejas superiores -convertidas ahora en sendas salas más pequeñas. Este hall se ve iluminado por la luz que proviene de un gran paño formado por bloques de vidrio, de doble altura. La marquesina que realza el acceso y el nombre del cine escrito en grandes letras de neón que corona la fachada, sellan la inconfundible identidad de su arquitectura.

A medida que la tecnología avanzaba, se fueron introduciendo modificaciones para mantener las prestaciones del Cine a tono con las últimas novedades: en 1956 se modificó la pantalla para permitir presentar el sistema "Cinemascope", caracterizado por el uso de lentes anamórficos especiales, que posibilitaban cambiar las proporciones de la imagen utilizada, llevándolas casi al doble de su ancho. Las pantallas poseían, además, una concavidad que permitía eliminar ciertas distorsiones propias del sistema.

En 1958 se instaló un nuevo sistema llamado "Cinerama". Este nuevo sistema, también de pantalla ancha, funciona proyectando imágenes simultáneamente desde tres proyectores sobre una gran pantalla curva. La audiencia recibía al momento de la proyección, un par de anteojos con armazón de cartón y lentes de celofán, uno rojo y otro verde, que permitían ver las imágenes en relieve.

En 1995, una vez más a partir de modificaciones producidas en el mercado por el surgimiento de los complejos multisala, el auge de la televisión por cable y las películas de alquiler, el edificio fue intervenido para dividirlo en tres salas. La más grande permaneció en la planta baja

y, a través de las entradas originales de los palcos, se accede a sendas salas más pequeñas ubicadas en el primer piso. Si bien esta intervención modificó el edificio, conservó su disposición general, manteniendo la ubicación central de la sala principal, el hall de acceso característico con todos sus elementos, además de los toilettes.

En el año 2003, el Cine Gaumont fue incluido entre los complejos que forman parte del Circuito Espacios INCAA, programa del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales creado con el propósito de garantizar la exhibición de las producciones cinematográficas argentinas.

En 2008, el Cine Gaumont fue declarado "Testimonio vivo de la memoria ciudadana", reconocimiento otorgado por el Museo de la Ciudad. Asimismo, la Ley 1029, sancionada en el año 2003, declaró de interés de la Ciudad de Buenos Aires a la actividad cinematográfica. Esta misma ley declara también de interés las salas de cine históricas, siendo éstas las que se encuentran habilitadas exclusivamente como salas cinematográficas y continúan desarrollando la misma actividad a la fecha de sanción de la Ley. Entre ellas se cuenta, indudablemente, el Cine Gaumont.

Si bien muchos de los cines de nuestra Ciudad han sido cerrados o convertidos a otros usos, el Gaumont ha permanecido, desde su apertura en 1912, como espacio dedicado a la cultura y el esparcimiento ciudadano, siendo testigo de la evolución de la Ciudad.

El edificio en cuestión se encuentra, además, emplazado en el Área de Protección Histórica Nº 1, dentro del eje Avenida de Mayo. Este distrito ha sido definido por el Código de Planeamiento Urbano como aquel que "abarca ámbitos urbanos de alto significado patrimonial, ya que comprende parte del antiguo casco histórico, como así también el tradicional eje cívico-institucional de la Ciudad, ambos articulados por la Plaza de Mayo, la que forma parte indisoluble de los mismos."

El mismo Código, en su sección 10, define el valor arquitectónico copmo los elementos poseedores de calidades de estilo, composición, materiales, coherencia tipológica y otra particularidad relevante; en tanto que el valor histórico-cultural, lo ostentan aquellos elementos testimoniales de una organización social o forma de vida que configuran la memoria histórica colectiva y un uso social actual. De acuerdo a estas definiciones, resulta evidente que el inmueble posee valor arquitectónico e histórico-cultural, todo lo cual hace necesaria su preservación.

Por todo lo arriba expuesto, solicito la aprobación del presente proyecto de Ley.

Invitamos a todos los ciudadanos a participar de la audiencia pública, esencial para proteger a una institución cultural como es el cine Gaumont. Agradecemos a las autoridades del Incaa, en especial a Eva Prado de Gerencia de Acción Federal, por la gentileza para aclarar dudas sobre la situación del cine.

Publicación: Martes 24 de Abril de 2012