LIBRO

Jonas Mekas. Cuaderno de los sesenta. Escritos 1958-2010

Cuaderno de los sesenta de Jonas Mekas, por Sebastián Santillán

Cuadernos de los sesenta. Escritos 1958-2010
Autor: Jonas Mekas
Traducción: Guido Segal
Prólogo: Pablo Marín
Año: 2017
Páginas: 448
Origen: Argentina
Editorial: Caja Negra Editora
Colección: Synesthesia
ISBN: 978-987-1622-55-9

Además de un acontecimiento editorial de relieve, la edición en español de Cuaderno de los sesenta. Escritos 1958-2010 de Jonas Mekas constituye un verdadero acto de justicia poética. En Ningún lugar adonde ir (también publicado por Caja Negra Editora, en 2008), Mekas nos relataba en primerísima persona las vivencias de un sobreviviente, un poeta al cual los conflictos de la Segunda Guerra Mundial obligaban a un cruento destierro de su tranquila vida en la Lituania rural. «Es más difícil para una madre olvidar a un hijo que a la humanidad viva olvidar a los millones que murieron en esta guerra», decía en una entrada de 1946 su diario, luego de pasar de un campo de trabajos forzados durante la ocupación nazi a un campo de desplazados, víctima tanto de las bestialidad del ejército alemán como de la brutalidad de la ocupación soviética. Luego de un periplo de años, en una de las últimas entradas de Ningún lugar adonde ir fechada en 1955, Mekas, ya instalado en New York, asumía su destino estoicamente: «hace algunos años tenía la ilusión que todo eso era temporario, de que íbamos a comer fruta algún día. Y carne. Hoy no tengo ilusiones. Sé muy bien que todo el dinero que consigamos vamos a tener que hundirlo en nuestras películas, en Film Culture, lo que sea. Caminar con el estómago vacío. Esa es nuestra naturaleza. Es nuestro destino. No somos hombres de negocio, somos poetas». Cuadernos de los sesenta es una continuación directa de Ningún lugar adonde ir, en la cual la crónica de supervivencia deviene en acto de resiliencia, de superación de los heridas más profundas a partir de la fe en la capacidad creativa del ser humano, en la sublevación contra los autoritarismos y las formas convencionales.

Antología de 28 textos seleccionados por el propio Mekas y publicados originalmente en 2015 por Spector Books bajo el título Scrapbook of the Sixties: Writings 1958-2010, el contraste del título (Cuaderno de los sesenta) con el subtítulo (Escritos 1958-2010) podría parecer una incongruencia cronológica del período abordado. Sin embargo, lejos de significar una contradicción, demarca conceptualmente el lugar central que para Mekas tuvieron los agitados años sesentas en la concepción de un nuevo tipo de experiencia artística. Desde una intempestiva primera persona, los textos de Mekas lo muestran no sólo como un testigo privilegiado de una escena en ebullición, sino también como un activo agitador y promotor de la misma. Como bien señala Pablo Marin (seguramente el mejor editor de literatura de cine de Argentina, responsable de notables títulos publicados por El Cuenco de Plata y el BAFICI, y principal artífice de este libro de Caja Negra) en el prólogo, «esta perseverancia de Mekas por la subjetividad, llevada a cabo de manera magistral en sus textos y también en su obra cinematográfica, será el sustento ideológico de una escritura comprometida con el rol del arte en la transformación de la sociedad».

El libro —que comprende tanto textos completamente inéditos como textos previamente publicados—, comienza con “En defensa de una perversión”, una entrada inédita de su diario personal en la cual realiza un frontal ataque a conservadurismo: «en una sociedad bastarda, estandarizada, conformista y enferma, la perversión es una fuerza de liberación». Romper con los moldes preestablecidos es la condición sine qua non​ para que las fuerzas creativas tomen por asalto a la sociedad. Para Mekas el lugar de la renovación está en los márgenes, en las formas impuras, en lo que se resiste a la catalogación.

La organización del libro no es estrictamente cronológica, ni tampoco estrictamente temática —tarea cercana a lo imposible, ya que cada texto tiene disparadores en múltiples direcciones—, pero podemos distinguir tres tipos de artículos: los periodísticos —conformados principalmente por artículos publicados en su columna “Movie Journal” del semanario newyorkino Village Voice—, las transcripciones completas de diálogos con distintos referentes —entre los que se destaca una conversación con Pier Paolo Pasolini, quien no necesariamente comparte las concepciones de Mekas, pero las confronta con la lucidez habitual del gran autor italiano—, dotadas éstas de un invaluable carácter documental, y las cartas y entradas de diarios personales, mayormente inéditas, que aportan relatos íntimos de procesos creativos en curso.

Si bien la figura de Mekas excede largamente al cine, el espacio principalmente cinematográfico es puntualizado en las entradas provenientes de la columna “Movie Journal”, en especial en el artículo “Sobre el cine expandido”, verdadera antología esencial sobre el tema. La excelente traducción a cargo Guido Segal permite disfrutar la exquisita prosa de Mekas, quien nunca dejó de ser un poeta que acaricia las palabras con refinamiento. La edición de Caja Negra se destaca por su cuidado diseño, que alterna en una o dos columnas dependiendo de las necesidades puntuales de cada texto. Hay que remarcar que si bien no se trata de la primera editorial que publica a Jonas Mekas en castellano —la editorial española Fundamentos publicó en 1975 una traducción de la primera edición Diario de cine, libro que tuvo una edición posterior a cargo de la editorial mexicana MaNgOs De HaChA—, la labor emprendida por Caja Negra de darle visibilidad al autor ha sido fundamental para su valorización local reciente, ya que si bien Mekas siempre ha sido un artista ineludible, su figura no fue lo suficientemente reconocida entre la cinefilia argentina.

Es menester retomar la pregunta ontológica lanzada por Theodor Adorno:¿es posible la poesía luego de Auschwitz? Jonas Mekas es la clara respuesta: sí, es posible, aún la fe en la humanidad es posible. El humanismo no es una (falsa) ilusión del pasado, aún podemos conjugarlo en tiempo presente para contrarrestar la prepotencia del mundo. Cuaderno de los sesenta no es una obra nostálgica, es una apuesta al presente y al futuro, a estar atentos a los “breves destellos de belleza”, a celebrar sin tapujos las manifestaciones artísticas y culturales de riesgo. Por eso Jonas Mekas es el rey de los milagros: un mismo libro puede ser inteligente, divertido, erudito, didáctico, crítico y lúdico. Es decir, vital y feliz.

Publicación: Septiembre 2017