CICLO DE CINE

Sala Lugones: Teatro de guerra

Sala Lugones: Teatro de guerra de Lola Arias
Del jueves 06 de septiembre de 2018 al miércoles 19 de septiembre de 2018
Sala Lugones - Teatro San Martin
Avda. Corrientes 1530, Ciudad de Buenos Aires.

Estreno de Teatro de guerra, ópera prima de la realizadora, escritora y directora teatral Lola Arias, que tuvo su premier mundial en el Festival de Berlín, donde ganó dos premios: Premio CICAE y Premio del Jurado ecuménico. A su vez, la película resultó ganadora del Premio a Mejor Dirección de la Competencia Oficial Argentina en la última edición del Bafici. 

El film Teatro de guerra se exhibe en coincidencia con la obra Campo minado, de Lola Arias, que sube a escena en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín.

“La vida real a veces adopta contornos brechtianos. Tome la frase ‘teatro de guerra’, que vincula estrechamente los conceptos de conflicto social y actuación, y tendrá un título perfectamente apropiado para la compleja ópera prima documental de la directora Lola Arias. La película de Arias está basada en ironías, en la yuxtaposición de lo real y lo escenificado, lo aleatorio y lo deliberado, los hechos y lo recordado. Reuniendo a seis veteranos de la Guerra de las Malvinas de ambos lados del conflicto y haciendo que actúen, reaccionen y se relacionen en espacios que llaman la atención por su artificialidad, Arias convierte su experiencia explícitamente en teatro. La diferencia es que, esta vez, lo saben. 

La guerra que diseccionaron en estas escenas improvisadas y guionadas tuvo lugar durante un par de meses en 1982 entre Argentina y el Reino Unido, en el pequeño territorio de las Islas Malvinas. Terminó con la rendición argentina y la pérdida de más de 900 vidas. Pero rápidamente se establece que la dicotomía vencedores/ vencidos, como cualquier otra diferencia lingüística y cultural que separa a los hombres, no es tan amplia como para no poder ser salvada. Hay un precedente para encontrar la verdad oculta en la recreación abiertamente teatral de la violencia: un impulso que se remonta al Hamlet de Shakespeare, y probablemente más allá. Pero el objetivo de Arias no es desenmascarar la conciencia de un rey y atraparlo, sino que su documental dramático, ingenioso y compasivo está pensado para liberar a los hombres del enloquecedor ciclo del trauma”. (Jessica Kiang, Variety)

“Con algunos puntos de contacto con las películas de Joshua Oppenheimer –quien hacía similares reenactments de momentos duros de la historia política de Indonesia pero en ese caso de parte de criminales de alto rango– o los similares experimentos de Rithy Pahn, aquí lo que se trata de poner en juego es la experiencia de los soldados, todos ellos parte de un sistema que los llevó a estar ahí y no les dio opciones. Por momentos las historias son conmovedoras, en otros se vuelven curiosamente graciosas (un soldado gurka es todo un personaje). Hay escenas de camaradería entre unos y otros, pero en ciertos momentos hay también sospechas y suspicacias. El experimento tiene sin dudas un costado terapéutico para los intérpretes y, seguramente, para quienes tengan una relación personal fuerte con el siempre controversial tema de las Malvinas. El filme trata de no tomar partido –aunque algunos de los ex-soldados ingleses piensen lo contrario– y se propone como una manera de acercar miradas y experiencias traumáticas que, más allá de los colores de los uniformes y de las banderas, no son tan diferentes”. (Diego Lerer, Micropsia).

PALABRAS DE LA DIRECTORA

En 2013, el Festival Internacional de Teatro de Londres (LIFT) me invitó a participar en un evento llamado “Después de una guerra”, en el que artistas de todo el mundo desarrollaron proyectos sobre las consecuencias de distintos conflictos armados. Yo presenté una videoinstalación compuesta por cinco cortometrajes en los que veteranos de Malvinas recrean sus memorias de la guerra en los espacios donde viven o trabajan hoy. Después de eso, empecé a preguntarme qué pasaría si reuniese veteranos de ambos países para hacer una obra de teatro y una película. Quería que recrearan juntos sus memorias de guerra y pensar sobre los efectos a largo plazo de la guerra en sus vidas. Estos hombres fueron a la guerra en 1982, cuando tenían entre dieciocho y veintidós años, y ahora tienen casi sesenta. Después de treinta y seis años, puede verse lo que la guerra hizo con ellos. 

Cuando decidí dirigir una obra de teatro y una película con los mismos protagonistas, no quería que la obra fuera el proyecto principal y la película operara solo como una forma de documentación. Campo minado y Teatro de guerra son distintas formas de trabajar sobre el mismo problema. El teatro es puro presente y, al ver la obra, el espectador se ve confrontado aquí y ahora por antiguos enemigos que conviven en un escenario hablando casa uno en su idioma. 

El cine me permitió trabajar con el tiempo y la imagen de una manera diferente. La película encapsula momentos de un experimento social: las audiciones para encontrar a los protagonistas, los primeros encuentros entre los veteranos, las reconstrucciones de los recuerdos en distintos escenarios reales y conversaciones sobre la guerra con niños, actores, psicólogos. Cada escena está escrita y ensayada y el espectador tiene la rara sensación de que asiste a algo tan artificioso como real. 

Teatro de guerra despliega todo tipo de representaciones para intentar reconstruir esas imágenes que solo existen en la cabeza de los protagonistas. La película va del documental hacia la ficción y termina donde todo vuelve a empezar.

TEATRO DE GUERRA
Argentina/Alemania/España, 2018
77 minutos
DCP / Color / Español e inglés
Dirección: Lola Arias.
Producción: Gema Juárez Allen, Alejandra Grinschpun, Pedro Saleh
DF y Cámara: Manuel Abramovich.
Clínica de proyecto: Alan Pauls.
Montaje: Anita Remón, Alejo Hoijman.
Diseño de sonido: Sofía Straface (ASA).
Asesoramiento artístico: Alejo Moguillansky, Graciela Speranza.
Mezcla: Sebastián González (ASA).
Jefes de producción: Carla Rosmino, Francisco Novick.
Investigación: Luz Algranti, Sofía Medici. 
Asistencia artística: Lucila Piffer. 
Una producción Gema Films 
En coproducción con Sake Argentina 
En asociación con BWP, Sutor Kolonko, SWR-ARTE. 
Elenco: Lou Armour, David Jackson, Rubén Otero, Sukrim Rai, Gabriel Sagastume, Marcelo Vallejo

Teatro de guerra narra el encuentro de seis veteranos de la Guerra de Malvinas/Falklands para hacer una película. Treinta y cinco después del conflicto, tres veteranos ingleses y tres argentinos pasaron meses reconstruyendo sus memorias de guerra. 

Esta película documenta el experimento social que significa realizar un proyecto artístico con antiguos enemigos de guerra: las audiciones para encontrar a los protagonistas, los primeros encuentros y conversaciones con ellos, las reconstrucciones escénicas de sus memorias en diferentes espacios: una pileta de natación, una obra en construcción, un regimiento militar; y situaciones en las que son confrontados por diferentes personas: alumnos de una escuela, psicólogos, actores jóvenes. Todas estas escenas de la película son, a la vez, auténticas y artificiales. A veces parece que están sucediendo por primera vez; otras, que se trata de una situación largamente ensayada.

La película alterna entre realidad y ficción, espontaneidad y actuación. Explora cómo transformar a un soldado en actor, cómo convertir la experiencia de guerra en una historia, cómo mostrar sus efectos colaterales. La película reúne a antiguos enemigos para actuar sus recuerdos de la guerra y posguerra.

Lola Arias