PROYECCIóN

João Moreira Salles en Buenos Aires

No intenso agora
sábado 02 de septiembre de 2017
Centro Cultural Recoleta
Junín 1930. 011 4803-1040.

Proyección de No intenso agora y charla con el director.
Gratis. Se retiran hasta dos entradas por persona en boletería, dos horas antes de la función.

Uno de los grandes exponentes del documental contemporáneo llega al Recoleta junto a su última película. Invitado por el Programa de Cine 2017 del Departamento de Arte de la Universidad Torcuato Di Tella, en el que dictará un seminario intensivo, el cineasta brasilero dialogará con el público luego de la proyección de su film No intenso agora (2017), 

João Moreira Salles: Lo que las imágenes parecen decir

Recibimos la visita de João Moreira Salles (Río de Janeiro, 1962) para dictar el segundo seminario internacional del Programa de Cine 2017, después del que brindó en el mes de agosto James Benning. Es difícil no parecer exagerado al hablar de Moreira Salles, aunque lo que sigue sea apenas descriptivo. No sólo es uno de los nombres que realmente importan del cine latinoamericano actual. Moreira Salles es, al mismo tiempo, una figura imprescindible de la escena cultural del Brasil, en tanto editor de Piauí, una de las mejores revistas del continente, y director del Instituto Moreira Salles, cuyo acervo fotográfico (800.000 imágenes originales), musical (80.000 fonogramas) y literario (archivos personales de los más significativos escritores brasileños) no tiene parangón en América Latina. Como si eso fuera poco, también ha sido productor y factotum de casi todos los títulos del gran documentalista Eduardo Coutinho. Por su parte, Santiago, su film precedente como director, se ubica, según muchos críticos, entre los mejores films brasileños de la historia.

Para seguir en la misma tónica, se podría agregar que Moreira Salles es uno de los cineastas más lentos de la historia. Pasaron diez años entre su película anterior, Santiago (2007), y su nueva obra, No intenso agora (2017), el film que presentamos. De hecho, desfilaron quince años entre el rodaje y el montaje final de Santiago, que lleva como significativo subtítulo: Una reflexión sobre el material bruto. Y No intenso agora también podría llevar un subtítulo análogo. Moreira Salles fue recopilando material de archivo sobre los “sucesos” de Mayo del 68, principalmente de París, pero también provenientes de Praga y, por supuesto, de Brasil. Lentamente, en los ratos libres que le dejaban sus otras ocupaciones, en los fines de semanas, en las vacaciones, empezó a describir por escrito lo que veía en las imágenes. Por cierto, No intenso agora podría verse, además, como una extraña especie de seminario intensivo en sí misma, consagrada a reflexionar sobre lo que dice la imagen cinematográfica. De no ser, eso sí, por su potente carga emocional, infiltrada a través de la meditación personal que las imágenes históricas suscitan en el cineasta, y por su enorme capacidad narrativa, que hace de esta película, más que un documento, una fábula con moraleja abierta.

-Andrés Di Tella

Sinopsis
Filmada luego del descubrimiento de material fílmico registrado en China en 1966 durante las primeras etapas de la Revolución Cultural, esta película habla de la naturaleza efímera propia de los momentos más intensos. Las escenas rodadas en ese país se combinan con imágenes de archivo sobre los eventos de 1968 en Francia, Checoslovaquia y Brasil.