Dialogamos con los directores de Arábia

Entrevista João Dumans y Affonso Uchôa

Entrevista con João Dumans y Affonso Uchôa, por Eddy Baez.

Durante la última edición del BAFICI pudo verse lo que para mí fue una de las mejores películas del festival: Arábia (2017), un film dirigido por los brasileños João Dumans y Affonso Uchôa. El largometraje que logran introduce, sin lugar a duda, una nueva forma de pensar y representar el realismo en el cine latinoamericano; su propuesta no sólo se aleja del miserabilismo y la marginalidad, sino que también evoca en algunos gestos a autores de la literatura clásica como Homero y Joyce. Algunas de estas cuestiones las recupero en la crítica que se publica en este número y sus directores comentan al respecto en la entrevista que sigue a continuación.

Antes que nada me gustaría saber cómo se inician en el mundo del cine.

João Dumans: A mí siempre me gustó el cine, pero crecí en Ouro Preto, una ciudad del interior donde las películas demoraban mucho en llegar. En 2003, cuando vine a estudiar a Belo Horizonte, la situación era bien diferente; había festivales, muestras y una escena muy fuerte de video experimental, y creo que ese fue un momento muy importante. Algunos años después, en 2005, trabajé en la sala del Cine Humberto Mauro, que reunía muchas personas interesadas en el cine. Algunas se volvieron grandes amigos, como Affonso, y continuamos trabajando juntos a lo largo de estos estos años.

Affonso Uchôa: Generalmente el modo correcto de responder estas preguntas sobre el comienzo en un arte es de una manera romántica, citando una pasión que viene desde la infancia, un talento innato que todos percibían o una obsesión inexplicable. Pero mi comienzo en el cine fue simple: yo lo hice y me gustó. En 2007, el gobierno del estado donde vivo abrió un concurso para seleccionar guiones para patrocinar. Escribí un guión llamado Mulher à Tarde y sorprendentemente, fue seleccionado. Desde entonces, no he parado.

¿Cómo surge el proyecto y la idea de trabajar juntos? ¿Cómo fue la experiencia de dividir el trabajo de dirección durante la realización de Arábia?

João Dumans: Comenzamos a conversar sobre el filme cuando estábamos en medio del proceso de A Vizinhança do Tigre, en 2011. Desde el principio, teníamos la idea de hacer un film que mezclase esos dos lugares donde crecimos y con los cuales tenemos una relación muy personal: Ouro Preto, en mi caso, y Contagem, en el de Affonso. Entonces fue natural que las cosas sucedieran así. Creo que en los últimos años ese modo de trabajo, de creación y dirección conjunta, se ha vuelto cada vez más común; principalmente porque concebir y desarrollar una historia es algo muy complicado. Y por más difícil que sea trabajar en pareja, especialmente cuando se trata de un trabajo creativo, este tipo de colaboración puede también ayudar a mantener las ideas claras, a no ceder a las facilidades, a no perder de vista aquello que se está haciendo.

El primer film en el que trabajaron juntos A Vizinhança do Tigre (2014) era un documental ¿Cómo se dio el cambió de registro a la ficción y qué retos les presentó esta nueva experiencia?

Affonso Uchôa: La verdad es que la ficción ya estaba presente en A Vizinhança do Tigre. El film tiene elementos del documental, pero también tiene escenificación y construcción. La diferencia de la ficción entre estos dos films es que A Vizinhança do Tigre los personajes tienen el mismo nombre de los actores y en Arábia no. Puede parecer una diferencia pequeña pero no lo es. Para mí, cuando la gente finge tener otro nombre es ficción. La policía sabe bien de eso. De hecho, que creo que el mayor grado de ficción de Arábia nace de nuestra voluntad de ver a Aristides hablando de otras cosas, teniendo otros trabajos, otros romances, en resumen, viviendo una vida diferente de la suya real. En A Vizinhança do Tigre yo quería llevar la vida al cine. En Arábia, la gente lleva el cine a la vida, porque el cine nos dejar vivir cosas que no vivimos de verdad. Yo creo que la ficción tiene que ver con un cansancio de nosotros mismos; cuando la gente se da el lujo de imaginar lo que sucedería si la gente fuera otra persona.

Tengo entendido que el nombre de Arábia lo toman de un cuento de James Joyce el cual abandonaron ¿Fue Todo mundo tem sua cachaça un punto de partida para pensar esa historia? ¿Por qué decidieron dejar de lado el cuento?

João Dumans: El proceso de concepción del film fue muy largo y envolvió muchas cosas, entonces es difícil decir exactamente cuál fue el punto de partida. De todos modos, siempre existió en nosotros ese interés por las vidas y las historias de las personas comunes, y por la forma como el cine y la literatura son capaces de hacer ver los dramas y la belleza por detrás de esas historias. Esa misma idea está presente de maneras diferentes en A Vizinhança do Tigre y en Todo mundo tem sua cachaça, y fue ella misma la que nos llevó hasta los Dublineses1. Pero más que adaptar el cuento del libro, era importante trabajar esa mirada sobre la realidad brasilera, de nuestros propios problemas, y con eso, las cosas fueron transformándose cada vez más.

¿Podrían contarnos un poco más del trabajo con Aristides de Sousa? ¿De qué manera se dirige a un “no actor” en una ficción y por qué decidieron convocarlo para Arábia?

Affonso Uchôa: Antes de todo debo decir que considero a Aristedes un actor. Por acción y calidad: él hace lo que se espera de un actor en un film y lo hace muy bien. No es porque no tenga formación académica o técnica que no se pueda ser actor. Arábia fue hecha para Aristides. Sin él el film no existiría (no en esa forma que tiene hoy). El propio personaje de “Cristiano”, su historia, sus aventuras, todo fue creado pensando en Aristides como el actor a representarlo en la pantalla. El film nace de nuestro deseo de ver a Aristides actuando en un régimen puramente ficcional, representando un personaje que no fuese él. La verdad no fuimos nosotros los que le convocamos para el film, fue él quién nos convocó, con su personalidad y su talento para hacer Arábia con él.

Me sorprendió la música del inicio del film I’ll Be There in the Morning de Townes Van Zandt, tratándose de una film brasileño no me esperaba una canción del folk norteamericano ¿Cómo pensaron la reunión de géneros musicales tan lejanos en un film que cuenta la vida de un obrero suramericano?

João Dumans: El folk es un género de origen popular, así como son la música sertaneja y la samba en Brasil…son géneros que han servido a lo largo del tiempo como formas de contar alegrías y sufrimientos, pero también, formas de expresar injusticias, de resistir políticamente. A pesar de la distancia geográfica existe una proximidad enorme entre folk americano y la música regional brasileña, tanto en las narrativas como en el tipo de sensibilidades que esas canciones expresan. Son músicas ligadas a la tierra, a la vida en el camino, al mundo del trabajo. La presencia del folk en el film es una manera de reforzar esa identidad, no sólo entre las músicas, sino entre la vida y las realidades de los trabajadores de diferentes lugares…

Me gusta pensar a Cristiano como una especie de Odiseo proletario pues Cristiano va contando la historia de su vida a medida que realiza su travesía. Sin embargo, la historia a la que ustedes dan vida es la de un hombre común y la tierna distancia con la que lo tratan es inusual dentro del cine latinoamericano ¿De dónde surge esta impronta para pensar las adversidades sin caer en los clichés de lo marginal y lo panfletario?

Affonso Uchôa: El “hombre común” que mencionas se entiende también como un “hombre pobre”. Desde el comienzo del proyecto queríamos retratar la realidad del pobre de una manera distinta a la del cine brasileño de los últimos 20 años. A mí me incomodan mucho con las representaciones de los pobres brasileños que hacen films como Cidade de deus y Tropa de Elite2. En esos film la favela es siempre un lugar de degradación social y moral, donde reina la violencia y la crueldad. Tengo verdadero rechazo a quienes representan la favela o los lugares pobres como cuadriláteros de lucha rodeados de miseria, donde las personas necesitan comportarse de manera casi animalesca para sobrevivir. Para poner en juego otra mirada sobre los pobres es que hicimos Arábia (y también A Vizinhança do Tigre). Queremos mostrar a personas como “Cristiano” (y como al actor, Aristides), en su potencia y en su creatividad. Bien, para eso es preciso conocer esa realidad pobre de verdad. Yo mismo vivo en un barrio de la periferia, donde conocí a Aristides y a Wederson (actores de A Vizinhança do Tigre y también de Arábia). Nosotros somos amigos antes de ser actores y director (lo mismo pasa con João). Por conocerlos de cerca, sé que ellos no tienen mucho que ver con los personajes de los films brasileños. Ellos son mucho más ricos y creativos que los pobres de los films brasileños. Tienen vidas y personalidades mucho más complejas de lo que generalmente se acostumbra a retratar. Para mí (para nosotros) personas como Aristides son como los héroes del libro, ¿me entiendes? Tienen una vida y un coraje verdaderamente grandes. No sería justo representarlos de la misma manera que en un film de Meirelles.

El personaje de vuestro film se desplaza constantemente. El territorio que recorre va desde el Contagem hasta Ouro Preto ¿Por qué escogen esta zona del país para desarrollar el film y cómo articularon el recorrido?

João Dumans: Es curioso, porque si se piensan en el tamaño de Brasil, esa área no es tan grande, en verdad es relativamente pequeña. Y el tiempo de los acontecimientos que da esa proporción, es otra lógica de desplazamiento en relación a aquella a la que estamos acostumbrados y son otros medios de moverse. En ese sentido también tiene que ver con la Odisea, en que la vuelta de Ulises a casa duraba diez años, más el espacio que él recorría en realidad era muy pequeño…Además Brasil es un país continental…hablamos mucho de las grandes metrópolis y de las ciudades del litoral, pero muchos de los dramas del país, muchas de sus luchas, ocurren el interior rural. No hay nada más destructivo y más pernicioso —política y socialmente— hoy en Brasil que el agronegocio y las empresas mineras, y la gran mayoría de esas empresas están instaladas en el interior.

¿Cuáles son sus proyectos a partir de ahora? ¿Continuarán trabajando juntos?

João Dumans Estamos trabajando juntos en una serie sobre escritores brasileños marginales, pero cada uno viene desarrollando también sus propios proyectos. Yo he estado trabajando en el guión de dos nuevos largos, pero no sabría adelantar mucho.

Affonso Uchôa: Voy a hacer un cortometraje en Julio de 2017 llamado Sete anos em Maio, en Contagem, en el mismo barrio donde vivo y donde fue grabado A Vizinhança do Tigre y parte de Arábia; y también estoy escribiendo una adaptación del romance 1919 de John dos Passos para el Brasil actual. En esos proyectos voy a dirigir solo, pero tengo la certeza que la asociación y la amistad con João continuará, y por supuesto, que podremos dirigir otro film juntos en el futuro.

Traducción: Eddy Báez y Violeta Matucci
Foto: Frank Rivero (gentileza Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias)

Notas

1. Dublineses es el nombre que lleva la colección de relatos escritos por James Joyce, publicada en 1914.

2. El director se refiere a Ciudad de Dios (2002) de Fernando Meirelles y Kátia Lund y a Tropa de élite (2007) de José Padilha

Publicación: Julio 2017