Presentación de El otro lado de la esperanza de Aki Kaurismäki en la Berlinale

Aki Kaurismäki: «Todos somos iguales, mañana vos vas a ser el refugiado»

Aki Kaurismäki: «Todos somos iguales, mañana vos vas a ser el refugiado»

El otro lado de la esperanza, último film del director finlandés Aki Kaurismäki, tuvo su premiere mundial en la 67° edición de la Berlinale. Luego de la proyección, el director junto a los dos actores protagónicos, Sakari Kuosmanen y Sherwan Haji, dialogaron con la prensa, en un encuentro moderado por Nikolaj Nikitin. A continuación reproducimos las preguntas y respuestas del encuentro. 

Presentador: Aki, este es tu segundo film de una planificada trilogía sobre ciudades portuarias después de Le Havre. ¿Cómo comenzaste a escribir y desarrollar este proyecto?

Kaurismäki: Ya que soy básicamente, automáticamente y absolutamente vago, tengo que hacer trilogías para hacer algo. De repente pasó de ser la «Trilogía del puerto» a la «Trilogía de los refugiados», le cambié el nombre. Espero que la tercera sea una comedia feliz.

Periodista: Anteriormente dijiste que querías cambiar el punto de vista de la audiencia sobre los refugiados, ¿qué querías lograr con esta película?

Kaurismäki: Fui muy modesto cuando dije eso, no solo quería cambiar a la audiencia, quería cambiar el mundo. Sin embargo mis habilidades manipulativas no son suficientemente buenas, así que voy a tener que limitarme a cambiar Europa, tal vez debería empezar por ahí, ya que es un lugar pequeño. Primero cambiar Europa y luego ir por Asia [risas].

Periodista: ¿Cuando hiciste este film querías cambiar la mente de los finlandeses o el ala derecha de los partidos políticos que están surgiendo en Europa?¿Fue para decirles que los refugiados son personas que quieren trabajar y vivir y que, si les das la oportunidad, quizás te enseñan algo, como en el restaurant multicultural de tu película?

Kaurismäki: Por supuesto que todos tenemos sueños, yo tuve uno. Primero quise cambiar la mente de los finlandeses, pero no tuve éxito. Pero cuando de repente vinieron a Finlandia, un país de cinco millones de habitantes, unos treinta mil iraquíes, los finlandeses lo tomaron como una guerra, como si alguien nos estuviese atacando, como Rusia cincuenta o sesenta años atrás. En mi opinión la actitud frente a los refugiados fue de intolerancia, como si fuesen a robar mi auto nuevo, la esponja con la que encero el auto, incluso el cepillo para encerar; como sean iban a robar algo. Ciertamente no me gustó ver esa actitud en mis compatriotas.

Jean Renoir dijo que con La gran ilusión intentó detener la Segunda Guerra Mundial. Más tarde dijo que fue un enorme fracaso, no la pudo detener. El cine no tiene esa influencia, pero hice mi más honesto intento de decirles a las tres o cuatro personas que vieron esta película que somos todos iguales, todos humanos y que mañana vos vas a ser el refugiado. Hoy es él o ella.

Periodista: ¿Qué piensa de la islamización de Europa?

Kaurismäki: ¿«Islamización»? Bueno, a Islandia le fue bien una vez en el fútbol, pero no significa que haya una «Islanización» de Europa. Estuvieron bien, pero salieron octavos en la Copa del Mundo [risas].

No sé quién escribió esa frase después de la Segunda Guerra Mundial: «cuando se llevaron a mi vecino no dije nada, cuando se llevaron a mi primo no dije nada, cuando se llevaron a mi madre no dije nada y cuando vinieron por mí no había nadie para decir algo porque yo fui el último»1.

No veo ninguna islamización en Europa. Lo que hay es un cambio cultural normal, el cual necesitamos porque nuestra sangre se está volviendo gruesa.

Volvamos a Sevilla en 1492, cuando había paz entre todas las religiones. Isabel I y Fernando II decidieron que había que expulsarlos, echamos a todos2. En mi opinión, todos deberían poder usar los sombreros o velos que quieran.

Periodista: ¿Y si va contra la ley?

Kaurismäki: Podemos hacer leyes que escondan los crímenes que cometimos en nombre de la ley.

Periodista: ¿Cuál es su método de trabajo con los actores y qué es lo usted espera de ellos? No sólo en esta película sino en general. Por otro lado, esta no es tu primer película sobre refugiados ¿por qué este tema es tan importante para usted?

Kaurismäki: A los actores no quiero moverlos demasiado, que no sacudan las manos como molinos de viento. Por supuesto los elijo por sus caras bonitas [lo mira cómplicemente a Sakari Kuosmanen] y por su habilidad de actuación. [A Kousmanen] después te voy a comprar una cerveza [risas]. Los actores deberían actuar y la cámara es su enemiga o su amiga, si puedes actuar es tu amiga y sino es tu enemiga.

Periodista: Esta no es tu primer película sobre refugiados ¿por qué este tema es tan importante para usted?

Kaurismäki: Mira el último siglo, no tenemos ninguna cultura en humanidad. Básicamente, desde los últimos diez años Europa se está derrumbando porque no servimos para nada. Nuestra cultura está a un milímetro de convertirse en tierra en nuestros hombros. En ese sentido respeto a la señora [canciller alemana Angela] Merkel por ser la única política que al menos parece estar interesada en el problema, el resto están jugando sus juegos. Esto no fue una declaración política.

Periodista: Para mí el film es sobre asumir identidades, por ejemplo Khaled tiene que cambiar su identidad para obtener su estatus de refugiado, está Wikström que busca una identidad para su restaurante para encontrar paz y finalmente está el restaurante que todo el tiempo asume identidades de diferentes culturas. ¿Podrías hablar un poco sobre asumir identidades en esta película?

Kaurismäki: Podría contestar tu pregunta, pero voy a continuar con la pregunta anterior, que es lo que es lo normal en estos casos. Primero, me gustaría comentar un poco sobre el estado mental de Europa. Sesenta años atrás teníamos 60 millones de refugiados, como los tenemos hoy. Antes los ayudábamos pero ahora son enemigos. Si no tenemos humanidad no podríamos existir, o tal vez ni siquiera deberíamos existir. ¿Si no somos humanos entonces que somos? Pero esta no fue la respuesta para la pregunta supongo. En 1981 hice un documental sobre rock y casi perdí ambos oídos, así que va a ser mejor que les pregunten algo a estos muchachos [señala a los actores a su lado], tal vez incluso sepan la respuesta. [pausa] ¿Quieren escuchar un tango finlandes? [Mira a Kousmanen].

Kousmanen: Esto es lo que estuve temiendo durante toda mi estadía en Berlín. [Se para y canta]

 

Kaurismäki: Esta tradición viene de una mañana hace casi 20 años atrás, en el fabuloso cine Arsenal3. La proyección era a las nueve de la mañana y Sakari interpretaba un personaje de una película muda. Después de la proyección alguien preguntó si era una vil mentira que en Finlandia tenemos tango. Sakari, que estaba atrás mio, agarró el micrófono y dijo: «sí, este».

Periodista: A los actores, ¿cómo fue la relación entre ustedes? Me gustaría saber si se conocían desde antes de la película o si se conocieron durante el rodaje y si comenzaron una amistad en la cual dialogaron sobre sus países y sus vidas, porque la película también habla sobre la amistad.

Kaurismäki: Conocí a Sakari en 1981 en un barco a vapor en Mississippi. Había setenta personas en el barco, sólo él y yo estábamos parados. Según él yo dije "ya que te destacas tanto tengo que escribirte un papel" y lo hice, escribí nueve papeles. Con Sherman y Simon [Al-Bazoon] sólo tuve suerte.

Sherman: Personalmente pienso que no importa de donde provenís para actuar y para trabajar con otros actores, es como el fútbol, puedes venir de China, Brasil, Alemania o Siria y se puede jugar juntos. El estilo es distinto, por supuesto todos tienen sus propias formas y métodos. Para mi fue una ocasión especial y una oportunidad muy grande para trabajar con Aki. A él lo conocí incluso antes de mudarme a Finlandia. Tuve mucha suerte de trabajar con él, fue muy lindo porque es un artista real y entiende cómo los actores realmente se sienten. Básicamente da el espacio para que todos los actores traigan lo que crean que es correcto para que este proyecto funcione bien. Respecto a tu pregunta, si, tenía amigos en Finlandia y ahora tengo más.

Periodista: La película se llama El otro lado de la esperanza. ¿por qué elegiste ese título?

Kaurismäki: El título provisorio fue El refugiado, que era un título muy claro pero poco poético. Entonces el esposo de una antigua asistente encontró un poema griego de hace dos mil años que dice «el otro lado de la esperanza». Me dije, ok, vamos a probarlo. Después fui demasiado vago como para cambiarlo por algo estilo Saboteur de Hitchcock.

Traducción y edición: Karina Korn

Notas:

1 Es una frase de Bertolt Brecht

2 Se refiere a la expulsión de los judíos de España, y prohibición del judaísmo, ordenada en 1492 por Isabel II y Felipe I mediante el Edicto de Granada.

3 Histórica sala de cine Berlin del período silente, activa hasta el día de hoy, que preserva la tradición de proyectar películas silentes con acompañamiento musical en vivo.

Publicación: Septiembre 2017

EL OTRO LADO DE LA ESPERANZA
Titulo original: 
Toivon tuolla puolen
Género: Comedia dramática
Origen: Finlandia (2017)
Duración: 100 min.
Intérpretes: Kati Outinen, Tommi Korpela, Sakari Kuosmanen, Janne Hyytiainen, lkka Koivula
Dirección: Aki Kaurismaki
Guión: Aki Kaurismaki
Fotografía: Timo Salminen
Montaje: Samu Heikkila
Calificación: Apta para mayores de 13 años
Fecha de estreno en Argentina: Jueves 3 de Agosto de 2017