Nostalgia de la luz (2010) de Patricio Guzmán

Construcciones de la memoria

Nostalgia de la luz (2010) de Patricio Guzmán

La memoria y el pasado son temas que atraviesan de manera profunda buena parte de la filmografía de Patricio Guzmán. Uno de los puntos de partida de tal recurrencia se puede desprender del devenir de los hechos registrados en las tres partes que componen La Batalla de Chile (1972-1979); e indudablemente de las marcas y borramientos que dejó en Chile el golpe de Estado de 1973, con Augusto Pinochet a la cabeza, tras los tres años de gobierno de Salvador Allende, entendido como la vía chilena al socialismo.

Aquí no ensayaremos largamente sobre lo antedicho, pero es imprescindible esbozar ciertas líneas que alumbren la posible interpretación que proponemos para Nostalgia de la luz.    

La reflexión sobre la memoria ha sido abordada de manera múltiple en estudios teóricos y obras correspondientes a diversas expresiones artísticas, pero aún así, con un panorama cada vez más vasto, la necesidad de revisitarlos y reflexionar no está agotada. La razón es bastante simple: las consecuencias de la subyugación que tuvo lugar en diferentes países de modo diverso prevalecen en el imaginario social de los respectivos contextos y en muchos casos, todavía hoy, el acceso a una posible verdad, a una historia esclarecedora, se encuentra en el orden de lo posible.

Entendemos a la figura de la memoria en vínculo pleno con la de la identidad, tanto individual cuanto colectiva, como una construcción en formación constante, como un espacio compuesto de datos precisos y confusos, de imágenes, de imaginación, de vacíos, retazos y suturas. Los hechos suceden, se inventan, se forman, se informan, se deforman y también se recuerdan/imaginan o anulan, extendiendo el acto de transformación hasta el infinito o congelando una versión, por negligencia, preferencia o convicción. La memoria interviene de manera inevitable, consciente o inconscientemente, según el caso, siempre se hace presente.

En el film que nos ocupa, Guzmán revisita los temas explicitados y los conjuga directamente con su subjetividad, con sus gustos e inquietudes más íntimas, aquí: la infancia y la astronomía. De la combinación de lo colectivo con lo individual crea en esta obra un nuevo orden para pensar la historia chilena, y la historia de la humanidad en general. Asimismo, es necesario resaltar que sus motivaciones pueden ser rastreadas en películas anteriores. En Chile, la memoria obstinada (1997) se presenta una reflexión sobre la construcción de la memoria y el olvido en el Chile de los años noventa —lo cual no dista prácticamente de la actualidad—; en Mon Jules Verne (2005) plantea su visión particular sobre las historias de Verne y presenta, entre otras cosas, a diversos viajeros, exploradores y científicos que recuerdan haberse acercado primeramente a sus profesiones mediante los mundos creados por el autor francés.

En Nostalgia de la luz se observa desde el comienzo una suerte de diálogo entre lo particular y lo general: la infancia y los lugares personales del director se tiñen de emotividad a la vez que están signados por hechos políticos puntuales que afectan a todo Chile; los astrónomos y arqueólogos se presentan del lado de quienes intentan escudriñar, con base en el desierto de Atacama, los orígenes del universo y la “evolución” de la vida humana, los familiares de las personas secuestradas, asesinadas y desaparecidas durante la dictadura militar chilena buscan en ese mismo desierto los restos/rastros de sus muertos.

El calcio que compone las estrellas es similar al que se encuentra en los huesos humanos, parafraseando lo dicho por uno de los astrónomos entrevistados. En ese lazo y búsqueda, donde se relaciona pasado y presente, está el eje que estructura todo el recorrido de la película, al mismo tiempo que expresa su metáfora, en el sentido menos vulgar del término, conectando de manera creativa aspectos que parecerían no tener correspondencia alguna.

El film está compuesto por: entrevistas (a astrónomos, arqueólogos y familiares de desaparecidos), paisajes del desierto de Atacama y de la Vía Láctea, algunos documentos de archivo, e imágenes en clave nostálgica que hacen las veces de intimidad y recuerdos del director (la cámara recorre la casa donde vivía en Chile, las bolitas de vidrio de colores con las que jugaba, etc.). Conforme avanza el relato y de manera dinámica, los discursos proferidos por las personas que participan se entrecruzan, hablan de sus alicientes personales a la vez que se refieren a los de los otros. Así, los científicos explican la envergadura de sus investigaciones, pero ponen de relieve que aunque se pueda enlazar dicho trabajo con el realizado por las mujeres en el desierto de Atacama, ya que ambos enclavan su indagación en el pasado, incluso en el mismo espacio físico, la preocupación de ellas excede cualquier interés o pasión y se ubica como problemática y derecho vital. Al mismo tiempo, estas mujeres sueñan con microscopios que puedan desentrañar en la inmensidad del desierto los rastros de sus seres queridos.

Una controversia ineludible que introduce el film versa sobre una contradicción: el hecho de que en Chile se le de más visibilidad al estudio del pasado en sentido totalmente amplio, esto es, la creación del universo y el comportamiento de los cuerpos celestes, y que, por otra parte, temas tan cercanos como los vinculados con la dictadura pinochetista sean esquivados y estigmatizados por gran parte de la población chilena, de modo deliberado.

La propuesta de Nostalgia de la luz alberga un rasgo intrínseco de la obra de su director: la intención de seguir profundizando una suerte de temas complejos sin tropezar con la repetición de una fórmula superficial. La película avanza en la reflexión, se ubica en un lugar de exploración e imaginación, propicio para evocar otras construcciones del pasado, del presente, de la memoria y de la identidad. Es posible plantear que el desierto de Atacama se erige en el film como tropo de la construcción histórica. Su tesis política no se diluye: aflora con justeza entre la ciencia y la poesía.

Publicación: Octubre 2011

Título original: Nostalgia de la luz
Origen: Alemania, Chile, España y Francia.
Año: 2010
Duración: 90 minutos

Dirección y Guión: Patricio Guzmán
Fotografía: Katell Djian
Montaje: Patricio Guzmán y Emmanuelle Joly
Producción: Renate Sachse

Patricio Guzmán