Arábia, de Affonso Uchôa y João Dumans

Entre el accidente y la fuerza del espíritu

«Arábia» de Affonso Uchôa y João Dumans, por Eddy Baez

La Arábia de Affonso Uchôa y João Dumans es una ficción que retrata la vida de Cristiano, un muchacho de Contagem que al salir de la cárcel decide irse a probar suerte a otro lugar. Como en el cuento de Joyce que da nombre a la película, existe en el film una necesidad de ir al encuentro, de buscar en lo desconocido un paliativo a un presente que sofoca. Este impulso se implanta desde la secuencia de apertura del film tan fuertemente que no podemos más que sentirnos convocados a emprender también un viaje. Allí Andre, un pensativo adolescente, surca solitariamente la carretera con su bicicleta impulsado por la maravillosa canción I’ll Be There in the Morning de Townes Van Zandt. Como todo segmento de apertura la hermosa secuencia nos anticipa información, pero en este caso por sobre todo nos dice: este es el tono de lo que se les va a contar.

Con esta predestinación rítmica del ánimo Cristiano recorre distintos lugares, viviendo en cada paraje un sinfín de experiencias. Como a un Odiseo brasileño le pasan muchas cosas y la aventura que realiza contiene en germen los temas de la epopeya homérica: el viaje, la diáspora y el enfrentamiento con las adversidades. Sin embargo, la vida de este Odiseo proletario tiene la particularidad de que nuestro héroe no busca volver a casa sino irse de ella; lo que le impulsa a seguir avanzando es el enfrentamiento constante con ese contexto que le rodea y no la expectativa de vivir una nueva aventura. Cristiano avanza simplemente porque la vida lo obliga, ya sea porque sus trabajos se acaban o porque la tragedia lo empuja y son esas desventuras las que eventualmente terminarán por definir su futuro.

Además de esa filiación temática con la literatura clásica, los directores recurren a la fórmula de la narración enmarcada para introducirnos desde el presente en el pasado del personaje principal. Junto con Andre (el joven que encuentra su diario íntimo) nos convertimos en ávidos espectadores de una vida que se devela ante nosotros desde la voz de su propio protagonista. Cristiano nos actualiza entonces de todas sus experienciase ideas desde una melancólica voz que seguimos a todas partes. Este gesto de darle voz a un hombre de naturaleza modesta manifiesta la sutil diferencia de clase entre Andrés, un joven de clase media baja al que le gusta leer, y Cristiano, un hombre que apenas sabe escribir pero que decide hacerlo para purgar la dura experiencia de quien lo ha perdido todo. Así, la existencia del diario más allá de su rol narrativo, nos indica que algo extraordinario ha sucedido en Ouro Preto: un obrero también puede escribir, crear y, por sobre todo, reflexionar sobre la vida que vive en su totalidad. En su largo recorrido Cristianono sólo aprende diversos oficios para poder subsistir sino que también va construyendo un espíritu reflexivo y ese hecho se lo debe fundamentalmente a las hermosas charlas que mantiene con sus amigos y compañeros. Es su entorno,tan lleno de solidaridad,el que termina por ayudarlo a formar las ideas que tiene sobre el trabajo, el amor y la vida en general. Su existencia, como la de todo hombre, es el resultado de un juego de tensiones entre lo social y lo individual.

Es de esta manera como Arábia termina por desplegar ante nosotros la grandeza de ese personaje en apariencia común. La nobleza del film reside en el hecho de erradicar de la pantalla el patetismo y la ignorancia que generalmente se asocian a la pobreza, construyendo en cambio un universo donde es posible razonar, filosofar, reír y por momentos ser feliz; y aunque esos momentos sean truncados por el sufrimiento que las adversidades causan a Cristiano nos permiten también experimentar cuanta lucidez él ha alcanzado. Es gracias a la intempestiva aparición de los eventos trágicos en su vida que este personaje terminará por reconocer la inexorabilidad de su destino que en su presente se traduce como una imposibilidad de ser feliz; una aceptación que no sólo terminará por arrebatarle el impulso que le ayudaba a continuar su camino sino también a reconocer la verdadera dimensión de ese trabajo que desde el inicio de su relato lo consume. La fábrica se transforma así en el espacio de aniquilación que siempre fue pero que él no percibía. Cristiano ahora es el portador del poder liberador del conocimiento y como si fuera un héroe clásico no se resignará a tener esa vida sino que se moverá al más allá.

Publicación: Mayo 2017

Título original: Arábia
País: Brasil. Año: 2017. Duración: 96 min
Directores: Affonso Uchôa y João Dumans
Producción: Vitor Graize, João Dumans, Affonso Uchôa
Guión: Affonso Uchôa, João Dumans
Sonido: Pedro Durães Edición: Luiz Pretti, Rodrigo Lima
Productor: Katásia Filmes, Vasto Mundo
Fotografía: Leonardo Feliciano
Intérpretes: Aristides de Sousa, Murilo Caliari, Renata Cabral, Glaucia Vandeveld, Renato Novaes