Editorial

Un comienzo

El lanzamiento del primer número de Marienbad surge luego de una gestación bastante prolongada. Desde un comienzo se planteó al proyecto como una revista de cine, que tendrá (por lo menos inicialmente) a la web como medio de publicación y que se propone tener la rigurosidad propia de las publicaciones especializadas.

Marienbad busca preguntarse sobre el estado del cine contemporáneo, pero entendiendo que el presente está atravesado por una gran gama de tradiciones históricas complejas que conforman su Historia. Al no estar marcados necesariamente por la lógica del estreno, nos abocaremos a abordar principalmente obras que nos permitan determinar un estado de situación, plantear diálogos, debates y confrontación de ideas. Es así como en este primer números tenemos notas sobre films de relieve como Misterios de Lisboa de Raúl Ruiz, Road to nowhere de Monte Hellman, Copie Conforme de Abbas Kiarostami o una obra polémica como El Estudiante de Santiago Mitre.

Consideramos que los debates sobre las mutaciones de la representación cinematográfica son esenciales, y de allí surge la sección Clases Magistrales, en la que se reproducen clases y seminarios a cargo importantes cineastas y pensadores del cine. En esta primera entrega, tendremos dos masterclass excepcionales: una a cargo del cineasta tailandés Apichatpong Weerasethakul y otra a cargo del colectivo experimental español Los Hijos. Dos encuentros que tienen bastante de documento histórico.

Pero los documentos no se agotan allí. Justamente una de nuestras secciones predilectas es Documentos, que recoge distintos escritos, mayormente perdidos, de la historia del cine. En este número tenemos una entrevista histórica, la última realizada al mismísimo Louis Lumière, el creador del cinematógrafo. También tenemos una nota escrita por Alfred Hitchcock, en la que esbozaba sus concepciones sobre la metodología de la producción cinematográfica. La sección se completa con un escrito reciente, una carta pública de los productores del film argentino El Estudiante, donde revelan aspectos de la producción del film.

Desearía dedicar este primer número a la memoria de Domènec Font, uno de los máximos referentes del pensamiento del cine, fallecido este año. No llegué a conocerlo personalmente, pero sus concepciones del cine me marcaron profundamente y al momento de empezar a definir una personalidad y estilo para Marienbad, los escritos de Font fueron una enorme influencia.

El lanzamiento de este primery número no hubiese sido posible sin el aporte de muchas personas que se complotaron para que Marienbad viese finalmente la luz. Luciana, Geraldine, Iván y Magui, Gloria, Fernanda, Belén y Rita, fueron los principales responsables y deseaba hacer público mi agradecimiento hacia ellos. También deseo agradecer a Emilio y Mónica, que siempre me dieron su apoyo y además aportaron preguntas movilizadoras para pensar el cine del presente y de siempre. La pasión de Gisela fue siempre un motor de gran inspiración y le estaré eternamente agradecido. Asimismo una de mis notas preferidas de esta primera entrega es un homenaje múltiple: a Jacques Rivette, a Roberto Rossellini, el cine moderno, pero sobre todo a Vero, con quien he compartido las veladas cinematográficas más memorables de los últimos años.

Este primer número tiene bastante de declaración de intenciones, de borrador, de primer paso. Los invitamos a acompañarnos en esta aventura, que recien comienza.

Publicación: Noviembre 2011